Enraizados.org > Iglesia y Civilizaci贸n > La Iglesia y la econom铆a > Aportaciones de la Iglesia Cat贸lica a la cultura econ贸mica desde el siglo XVI. PARTE SEGUNDA: Las verdades en la econom铆a: EL PAUPERISMO

Aportaciones de la Iglesia Cat贸lica a la cultura econ贸mica desde el siglo XVI. PARTE SEGUNDA: Las verdades en la econom铆a: EL PAUPERISMO

Si te gusta, comp谩rtelo

PARTE SEGUNDA: Las verdades en la econom铆a: EL PAUPERISMO

Autor: 聽JUAN CARLOS GARCIA

Cada ciencia humana tiene sus verdades. Porque si hay contradicciones, la afirmaci贸n es err贸nea y no fiable. Aparte de las observaciones b谩sicas de fuentes de producci贸n, y demanda u oferta de bienes y servicios, los problemas sociales de cada momento cambian los planteamientos econ贸micos.

 

 

Contenido

 

1.- Distinciones sobre la pobreza.

2.- Definici贸n

3.- Sobre el paupeismo del siglo XIX

4.- El lujo

5.- La pobreza

6.- La Doctrina social cat贸lica

7.- Pobreza virtud cristiana

8.- Bibliograf铆a

 

 

 

1.- Distinciones sobre la pobreza

Venimos de un art铆culo sobre el comercio internacional. Me parece un error confundir la pobreza con el comercio. La subsistencia de productos a los menores precios aumenta la cantidad demandada pero no salva almas. 鈥淟as almas[1] se degradaban y se perd铆an a causa del hambre clamorosa de los cuerpos鈥 en la China de 1900. Las nuevas pobrezas son los descartados del siglo XXI. La poblaci贸n del pa铆s m谩s pobre se beneficia tambi茅n porque el comercio implica aumento de oportunidades y la posibilidad de salir de la pobreza. A m谩s agentes interesados en el comercio, menores precios por las transacciones posibles. Alimento de primera necesidad y otras cuestiones en torno a la pobreza de las personas en sus sociedades, cae en el 谩mbito de la justicia y de la solidaridad, entre sociedades que se conocen. El libre comercio no es una ret贸rica.

Tambi茅n, el tipo de cambio del comercio entre pa铆ses ajusta la pobreza. As铆, la poblaci贸n paga la pobreza del ajuste de sus gobernantes. Las personas no pueden consumir como en etapas anteriores. La inflaci贸n supone pobreza de la poblaci贸n y un ajuste final en los precios. La globalizaci贸n[2] ha 鈥渟urgido en los pa铆ses econ贸micamente desarrollados鈥. Sirve para superar el subdesarrollo. 鈥淪in embargo, sin la gu铆a de la caridad en la verdad鈥, puede crear da帽os. Observamos que muchas regiones de la Tierra 鈥渟on tan pobres[3] que no pueden ofrecer nada para el trueque y cada vez son m谩s dependientes鈥.

La escasez de los recursos no equivale a la pobreza. Esta equivale, pues, a la acci贸n de escoger, la elecci贸n de bienes o la libertad de elegir. Decimos que es la escasez del medio empleado, quien determina las necesidades ilimitadas para los bienes escasos. La escasez es un elemento del precio, de un bien en un mercado. Lo fundamental de la econom铆a son las personas en relaci贸n a sus sociedades. Es una cuesti贸n de decisiones.

 

2.- Definici贸n

La pobreza es la verdad de las cosas en su uso, Rafael Alvira, fil贸sofo en 2011. 驴Esto qu茅 significa? El pensamiento de la raz贸n puede conocer la realidad que rodea al hombre. Afirma el profesor Armando de la Torre, con 83 a帽os. Conferencia disponible en 鈥榶ou_tube鈥. As铆, un economista debe preguntarse c贸mo ser rico, porque de la pobreza innata venimos todos. Adam Smith, economista escoc茅s, se hizo esa pregunta y parece que acert贸 con la divisi贸n del trabajo para la sociedad. Antes de llegar las cuestiones a la sociedad se debe responder por la persona, porque si esta no se salva para el d铆a de ma帽ana, no sirve para nada cualquier teor铆a. Aunque toda teor铆a nace con la l贸gica de ser desechable. Se pueden consultar los art铆culos de Juan Velarde Fuertes sobre la pobreza, 2004.

El derecho a alimentarse[4] es una declaraci贸n fundamental de todo hombre. El hambre no es un objetivo de la econom铆a. Aunque en la historia, la mayor铆a de los hombres han pasado hambre. Hasta la revoluci贸n de los alimentos y las semillas. Todav铆a hay muchos[5] hombres con hambre.聽 25.000 hombres mueren cada d铆a, de desnutrici贸n, dice la Iglesia Cat贸lica. Los ni帽os tambi茅n son hombres.

Las patatas en la pobreza de Irlanda, en el siglo XIX o el 鈥減an[6] barato鈥, dieron lugar al famoso teorema de Giffen sobre la clasificaci贸n de bienes. Alvin Roth, economista[7], afirma que s贸lo los pa铆ses muy pobres no tienen conexi贸n con la econom铆a. Es m谩s sencillo el pago a los agricultores de Etiop铆a por fabricar buen caf茅, unido a la existencia de mercados que funcionan y est谩n bien dise帽ados. La donaci贸n no resuelve totalmente los problemas de las naciones.

3.- Sobre el pauperismo del siglo XIX

La miseria es el estar por debajo de las circunstancias sociales. Hay un deber moral personal y social de salir de la miseria. El trabajo personal ayuda a salir de la miseria. El salario da dignidad a la persona; pero聽 no evita la envidia ni la avaricia. En el siglo XIX est谩 el pauperismo. A unos levanta, a otros le mueve al odio. Concepci贸n Arenal, cat贸lica muerta en 1893, vio el pauperismo de los necesitados, reflejo en las prisiones de mujeres y c谩rceles, 1860.

4.- El lujo

En la sociedad hay una tendencia hacia la opulencia. Esto es, un apegamiento a los bienes materiales que aleja de Dios, hacia un consumismo de renta a corto plazo sin considerar su ahorro o la inversi贸n a largo plazo. En la sociedad hay bienes objetivables que se consideran lujo. Son bienes de lujo, o matem谩ticamente, cuando la elasticidad de la renta de demanda, es mayor a 1. Hay lujo porque hay renta en las personas.

5.- La pobreza

La pobreza a nivel mundial

https://www.google.com/url?sa=i&url=https%3A%2F%2Fastelus.com%2Fla-pobreza-en-el-mundo%2F&psig=AOvVaw2Rth2ojp9PVZjQP1pSMj60&ust=1664815381171000&source=images&cd=vfe&ved=0CAwQjRxqFwoTCMDvj4z_wfoCFQAAAAAdAAAAABAE

El umbral de la pobreza[8] se estimaba en 60.000 d贸lares/a帽o por familia de 4 miembros para 鈥楳edicaid and Medicare鈥 en los Estados Unidos, 2009. En 脕frica viven con 1 鈧/d铆a. El umbral de la pobreza m谩s cercano est谩 en 15 鈧/d铆a en Espa帽a, 1980. Por tanto, el umbral de la miseria en el Planeta est谩 valorado en 365 $/a帽o por persona. S贸lo hay 1.400.000.000 de personas en esta situaci贸n[9].

6.- Doctrina social cat贸lica

En la Iglesia hay una tendencia a la pobreza de esp铆ritu[10]. Jesucristo dijo: 鈥淏ienaventurados los pobres[11] en el esp铆ritu, porque de ellos es el reino de los cielos鈥. El desarrollo de la doctrina social de la Iglesia durante el cambiante siglo XIX, da testimonio 鈥渆n materia econ贸mica[12] y social鈥, del valor permanente de su ense帽anza. 鈥淒ios bendice[13] a los que ayudan a los pobres y reprueba a los que se niegan a hacerlo鈥.

Dios es Trinitario. Es el Se帽or del Antiguo Testamento. Jesucristo su Hijo, convoca a todos los bautizados[14]. Estos art铆culos tratan de c贸mo una persona libre y responsable[15] sea coherente por su sociedad en el aspecto econ贸mico. La Iglesia Cat贸lica ayuda en esta coherencia. No hay que buscar vanidades terrenas 煤tiles para los ricos y no para los pobres.

7.- Pobreza virtud cristiana

San Francisco es el var贸n perfecto en la imitaci贸n a Jesucristo. En 1209 dej贸 la sociedad opulenta de su tiempo. La pobreza es un distintivo del cristiano una gu铆a[16]: un signo de esperanza para ir a Dios. Es un no a la codicia. Pero, no hay que ser pobres sino ricos en la gracia de Dios, aconsejaba San Agust铆n. En este tema este Santo aconseja el buscad lo suficiente.

En la historia vemos personas que siendo ricos en su 茅poca dejaron sus bienes para hacerse pobres de esp铆ritu. Conquistadores, descubridores y matem谩ticos como Andr茅s de Urdaneta acabaron su vida como profesos agustinos. Ahora, se trata de decisiones de los mercados de bienes y del presupuesto del estado con 鈥渦na sociedad civil[17] fuerte鈥 en sus personas libres y responsables. 鈥淒ios nos ha confiado una tierra que podr铆a ofrecer suficiente alimento[18] y espacio para vivir a todos los hombres鈥.

Mirada esperanzadora de una ni帽a de ojos tristes

https://www.google.com/url?sa=i&url=https%3A%2F%2Fagenda2030lac.org%2Fes%2Fods%2F1-fin-la-pobreza&psig=AOvVaw2Rth2ojp9PVZjQP1pSMj60&ust=1664815381171000&source=images&cd=vfe&ved=0CAwQjRxqFwoTCMDvj4z_wfoCFQAAAAAdAAAAABAS

8.- Bibliograf铆a

Juan Pablo II. Enc铆clica 鈥淒ives in misericordia鈥 (30/nov/1980).

Lipsey, Richard G; Harbury, Crystal. 鈥淓conom铆a Positiva鈥. 1998.

Varios. 鈥淐atecismo de la Iglesia Cat贸lica鈥 (CIC). Catecismo youCat, tem谩tico. Versi贸n digital.

 

[1] Pearl S.Buck. 鈥淗ombres de Dios鈥. Pg.193.

[2] Catecismo, CIC, youCat n.446.-

[3] Catecismo, CIC, youCat n.447.-

[4] Catecismo, CIC, youCat n.448.-

[5] Informe sobre pobreza y exclusi贸n social en laUE_25 (a帽o2005) Eurostat: Hay 72 millones de europeos con trabajo y excluidos del mismo. Representan el 16% de la poblaci贸n total. 2012.

[6] Velarde, 2009 P谩gs. 71, 69, 185. Espa帽a, 1905.

[7] Alvin Roth. Stanford, California. Premio Nobel en el a帽o 2012. Pg.34. Revista Capital. Art铆culo de Jordi Ben铆tez.

[8] ABC, lun-22/mar/2010, pg. 29.

[9] Catecismo, CIC, youCat n.448.-

[10] Catecismo, CIC, youCat n.449.-

[11] Mt.5,3

[12] Catecismo de la Iglesia Cat贸lica, CIC, compendio n.2.421.

[13] Catecismo de la Iglesia Cat贸lica, CIC, compendio n.2.443.

[14] 鈥淟a puerta de entrada al Pueblo de Dios es el bautismo鈥 CIC, youCat n.125

[15] 鈥淒ios quiere la Iglesia porque no nos quiere salvar individualmente, sino juntos鈥; somos responsables unos de otros. CIC, youCat n.122

[16] Catecismo, CIC, youCat n.497.-

[17] Catecismo, CIC, youCat n.447.-

[18] Catecismo, CIC, youCat n.448.-

Si te gusta, comp谩rtelo

Nuestra labor es posible gracias a nuestros socios. Tú puedes colaborar para que juntos construyamos una mejor sociedad.

Donar

Dejar un comentario

Related posts

Dejar un comentario

Comentario