Enraizados.org > Noticias > #EspañaEnLaHistoria. 22 de octubre de 1739. Ataque británico a La Guaira (actual Venezuela)

#EspañaEnLaHistoria. 22 de octubre de 1739. Ataque británico a La Guaira (actual Venezuela)

Si te gusta, compártelo

En marzo de 1738, el parlamento brit├ínico envi├│ al rey Jorge II de Inglaterra una petici├│n para que iniciara las acciones necesarias para frenar los supuestos agravios que los comandantes de los nav├şos espa├▒oles, inflig├şan a los comerciantes brit├ínicos en el las costas americanas. El primer ministro Walpone no estaba muy por la labor de hacer declaraciones de guerra, ya que la marina brit├ínica no se encontraba en sus mejores momentos y el imperio Espa├▒ol, a pesar de la grave crisis de la guerra de Sucesi├│n, era todav├şa muy de temer y retras├│ todo lo que pudo la declaraci├│n de guerra formal. Walpone ten├şa raz├│n y el tiempo se la di├│, el imperio Espa├▒ol era hueso duro de roer, pero mientras tanto el 10 de julio de 1739 el rey Jorge II autoriz├│ las acciones navales de castigo.

La primera acci├│n de importancia de esta guerra fue el ataque al puerto de La Guaira. Dicho puerto se encuentra en las costas venezolanas y en aquellos d├şas estaba controlado comercialmente por la ÔÇťReal Compa├▒├şa Guipuzcoana de CaracasÔÇŁ, sociedad de capital privado que junto a la ÔÇťReal Compa├▒├şa de Comercio de Barcelona a IndiasÔÇŁ fueron el origen de la Compa├▒├şa de Filipinas y fruto de la nueva pol├ştica imperial espa├▒ola de liberalizar el comercio entre la pen├şnsula y Am├ęrica.

La gesti├│n administrativa de la ciudad estaba en┬á manos de dicha compa├▒├şa privada, pero no as├ş la militar. Al mando de las fuerzas que defend├şan la zona estaba el brigadier Gabriel de Zuloaga, mientras el mando directo militar lo ostentaba el Capit├ín Francisco Saucedo. Ambos buenos profesionales y bien informados de los movimientos enemigos. Esta fue una caracter├şstica del conflicto. Los servicios de espionaje espa├▒oles fueron de primer orden y con ellos se suplieron la falta de medios materiales.

El conflicto se iba a desarrollar en el mar y en 1739. Esto quiere decir que el disponer de una flota en estado de revista era muy importante. Sin embargo, este no era el caso de la armada espa├▒ola de la ├ępoca. Se dispon├şa de alrededor 40 nav├şos para proteger un litoral de longitud formidable y encima muchos de los calificados como nav├şos no eran m├ís que fragatas de dos puentes. La Guerra de Sucesi├│n y los ├║ltimos a├▒os de Carlos II hab├şan hecho estragos. Pero como dijimos antes, lo que realmente era bueno eran los servicios de espionaje y, fruto de la informaci├│n obtenida, Gabriel de Zuloaga estaba al corriente de lo que se le ven├şa encima.

En 1739 los nav├şos Princess Louisa, Strafford y Norwich, al mando del capit├ín Thomas Waterhouse entran en la rada de La Guaira con bandera espa├▒ola, con la intenci├│n de enga├▒ar a la guarnici├│n y saquear los barcos que se encontraran en el puerto. Pero los espa├▒oles les estaban esperando. Dejaron que se acercaran y, cuando estuvieron a tiro de los ca├▒ones, les saludaron convenientemente.

Waterhouse se tuvo que retirar con graves da├▒os en sus nav├şos, pero ah├ş viene lo que fue una caracter├şstica de esta guerra. Los brit├ínicos eran realmente malos en el mar, pero fueron muy competentes en la propaganda. Waterhouse vendi├│ su fracaso diciendo que en el puerto no hab├şa nada que saquear y que no val├şa la pena malgastar las vidas de sus soldados en aquella empresa.

Fue la t├│nica general de la Guerra del Asiento, o de la Oreja de Jenkis, seg├║n los brit├ínicos. Solo obtuvieron algunos ├ęxitos, como la rendici├│n de Portobello, y m├║ltiples fracasos, como el fiasco del cerco de Cartagena de Indias. Sin embargo tienen una calle y famoso mercado famoso en Londres para festejar casi el ├║nico ├ęxito, saqueo de Portobello, y nosotros tenemos olvidados a los defensores espa├▒oles que, con pocos medios, consiguieron derrotarles en numerosas ocasiones.

Manuel de Francisco

Fuentes: 

Singladuras por la historia naval

Todo a babor

 

Si te gusta, compártelo

Nuestra labor es posible gracias a nuestros socios. Tú puedes colaborar para que juntos construyamos una mejor sociedad.

Donar

Dejar un comentario

Related posts

Dejar un comentario

Comentario