Aportaciones de la Iglesia Católica  
a la cultura económica. 

La persona y las sociedades. La sociedad en la economía.31 oct 2022 

 Autor: Juan Carlos García García

  

La Persona y su sociedad. 

La relación entre persona y sociedad es la clave intelectual de toda ciencia social. 

  

Índice 

1. Sociedad

a) Aportaciones de la Iglesia a la sociedad.

b) Encíclicas.

2. Agentes económicos

3. Persona como entidad humana.

4. Aplicación: La reforma fiscal española de 1977. 

5. De la Justicia distributiva a la realidad. 

6. Preguntas para hoy. 

 

1. Sociedad.

Cada persona, como humanos que somos, hombre o mujer, es en parte responsable por la sociedad en la que vive. Por tanto, cada hombre o mujer es parte de su sociedad al mismo tiempo, en varias facetas simultáneas: como consumidor o como contribuyente, como elector o elegible, como vecino, como cliente o como empresa y como parte de su familia. La relación entre estas realidades unidas y simultáneas es lo difícil de comprender.

La aportación de la Iglesia Católica es desde el punto de vista institucional y personal, de cada uno de los católicos o discípulos de Cristo, dentro de la sociedad interactuando como cristianos para mejorar día a día a la sociedad.

a) Aportaciones de la Iglesia a la sociedad.

La Iglesia ha contribuido eficientemente a mejorar la vida de las personas, su alma y espíritu es, y siempre ha sido, el servicio para los demás. Ninguna sociedad es perfecta, pero a través de los principios divinos se busca mejorar, con una labor continua de construcción, donde sabemos que no todos los individuos contribuyen por igual, pero depende del esfuerzo de todos y siempre habrá algo que mejorar. Ahora sí, que mirando hacia atrás en el tiempo, vemos la gran labor de construcción -que ha tenido la Iglesia y su contribución- en la mejora continua de la sociedad.

Además, la Iglesia, por medio de cada uno de los cristianos que forman parte de ella, tiene una relación con cada estado soberano. La comprensión del ser humano, varón o hembra, como ser libre y solidario, define a cada régimen político concreto en la sociedad de su tiempo.

La jerarquía de la Iglesia Católica tiene al papa como representante de Cristo en la Tierra. El papa elabora normas jurídicas, que tienen influencia en la economía. La economía, como ciencia social entre las matemáticas y la sociología, influye también en la sociedad de su época y en la creación de riqueza y su distribución.

b) Encíclicas.

La aportación de la Iglesia, como normas de mayor rango, son las encíclicas, por medio de las cuales el Papa se dirige a los Católicos sobre algunos temas concretos. Algunas de estas encíclicas son de contenido económico. Sobre las últimas aportaciones en la que ha contribuido la Iglesia, a través de sus encíclicas, entre otras, podemos referenciar:

2. Agentes económicos.

Por otra parte, un agente económico es una persona desde la óptica de una actividad de flujo de renta. Estaríamos hablando tanto de funciones como un consumidor, un empresario, un planificador, un inversor o un trabajador. El término agente económico fue utilizado por Mises, a su vez empleado por otros economistas, tanto Hayek y Keynes. Suele haber una confusión de ideas entre persona e individuo.

La primera idea está asociada a la responsabilidad y es una elaboración jurídica y filosófica de gran peso intelectual. El individuo se asocia más al mecanicismo de escuelas filosóficas deístas como Smith.

El agente económico estaría integrado en la persona, añadiría el aspecto de responsabilidad en sus sociedades, a las que pertenece, con mi teoría de persona y sociedades. 

  • Trabajo. 

La relación entre la persona y la sociedad es el trabajo humano. Los componentes productivos clásicos de la sociedad son «el trabajo, la tierra y el capital«, componentes a los que se ha unido la tecnología, como resultado del trabajo aplicado por los humanos en desarrollarla en nuestros tiempos. El trabajo humano es una de las fuentes productivas.

Adam Smith se dio cuenta de la importancia de la división del trabajo, para la eficiencia de una sociedad. La actividad económica está relacionada con el trabajo, son conceptos desarrollados por economistas clásicos como Smith, Say o Marshall.

Por otra parte, el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) afirma que:

El trabajo humano procede directamente de personas creadas a imagen de Dios y llamadas a prolongar (…) la obra de la creación”.

La productividad en el trabajo.

Así, el hombre colabora en la obra redentora de Dios. El trabajo es medio de santificación personal. El trabajo para todos, parece una necesidad preferente en una sociedad humana. 

3. Persona como entidad humana.

La primera aportación a la cultura es la realidad de persona. En torno al año 524, Boecio determino el concepto de persona. Esta es substancia individual de naturaleza racional. Engloba a todo hombre o mujer y le añadimos a ese concepto la responsabilidad en el desarrollo de las sociedades donde el hombre – que en su doble significado del génesis viene de la traducción de homo, como varón o hembra-, se desenvuelve.

El estudio de las ciencias sociales, lleva a un descubrimiento difícil por la sola evidencia. El hombre no es un ser aislado, ni un lobo para otros hombres. El trabajo y su racionalidad pueden contribuir a levantar sociedades allí donde está. Este paso, de individuo económico a persona responsable, lo encontramos en el profesor Argandoña, 2015. La persona se une a la sociedad a través del rostro del amigo. 

En España, hemos conocido a buenos economistas que han aportado a su sociedad con su responsabilidad personal. Pero, el escribir sobre las personas responsables y su sociedad económica relacionada, es difícil porque la lucha cristiana continúa, aunque ellos se hayan ido. Entre los fallecidos, afirmo que fueron cristianos o me dieron buen ejemplo de persona: Enrique Fuentes Quintana, Javier Irastorza Revuelta, Alberto Ullastres, José Barea Tejeiro, José Ángel Sánchez Asiaín, Gonzalo Arnaiz Vellando (fallecimiento el 17/jul. /1990), Rafael Termes Carreró (fallecido en Madrid, 25/ago./ 2005). Esperando que el Cielo lo confirme, aquí hacemos mención en memoria de ellos.

4. Aplicación: La reforma fiscal española de 1977. 

D. Enrique Fuentes Quintana, formó escuela desde 1963 con su manual de teoría de la hacienda, hasta su fallecimiento en 2007 era profesor de economía política y hacienda pública. Hombre de rigor y profundidad, además de un reformador social. Por esto, impulsó de la reforma fiscal española de 1977 como vicepresidente de gobierno sobre del slogan democrático “Hacienda somos todos”.

D. Enrique Fuentes decía que «los economistas no están para agradar, sino para cambiar las cómodas costumbres, que en un momento determinado habían conducido a la pobreza y al subdesarrollo«. Recordaba a Bravo Murillo, el mejor político de la república de 1845, comparable con Ruiz Gallardón en democracia de 1978.

D. Enrique Fuentes Quintana, economista.

Como Jovellanos decía:” Buenos fondos para dotar a la sociedad de capitales de utilidad pública, evitando en lo posible la imposición sobre los fondos privados que más contribuían al crecimiento económico”, palabras dichas en un modelo económico basado en el tesoro público, donde el Estado tenía reservas propias. Gran erudito e ilustrado divulgador en colegios mayores de estudiantes. Admiraba al economista Marshall. Así, fue un modelo de persona. 

a) El Impuesto sobre la renta de las personas físicas, como instrumento de la relación entre persona y sociedad.

La reforma fiscal de 1977 supuso un corte con el régimen franquista anterior. Ya en 1972, el instituto de estudios fiscales, IEF, elaboró un informe de reforma fiscal. Fuentes Quintana dirigía el IEF. Las disposiciones tomadas se reflejaron en la ley 50/1977, de medidas urgentes de reforma fiscal, de 14 de noviembre de 1977. Fuentes Quintana estuvo como técnico fiscal y de cuadros macroeconómicos. Su modelo fiscal intentó modernizar la fiscalidad española y se puede comparar con los sistemas europeos y canadiense.

  • IRPF

En el sistema de reparto de rentas se materializó con un impuesto directo, sobre las rentas anuales de los ciudadanos, el IRPF en adelante. Nick lo llamó tributación justa, entre la equidad y la eficiencia. Las tarifas son progresivas, para aplicar el principio de que el que más rentas tiene, aporte más importe de dinero, y quede igualado en responsabilidad social. El mecanismo de las retenciones da liquidez al estado y control a la inspección tributaria. Las remuneraciones en especie también tributan.  

El IRPF fue un impuesto general, sobre toda la población. Es el impuesto de mayor recaudación en España, pero no es el remedio de la igualdad social. Dice Fuentes Quintana en 1990 sobre las reformas tributarias y la progresividad justa:

“Mientras esa generalidad del impuesto no se consiga, presumir de tarifas formalmente muy progresivas no significará otra cosa que agudizar las diferencias entre quienes pagan y quienes evaden el impuesto, haciéndolo más regresivo y, por lo mismo, más rechazable. De ahí que el tipo de progresividad del impuesto personal deba elegirse con la modestia y la servidumbre de reconocer la contribución del tipo de progresividad a la generalización de la imposición personal”. 

Contribuyentes declarando a Hacienda

En esta reforma hoy puedo criticar que no se abandonaron las figuras tributarias, ya establecidas y sin justificación de principios tributarios justos. Así, los impuestos específicos sobre la gasolina, el alcohol y el tabaco. Se quitaron los jurados tributarios, por arbitrarios, pero se perdió la flexibilidad en gestionar las crisis posteriores habidas.

Se añadió el impuesto sobre la renta de las personas jurídicas o sociedades o beneficio de las empresas. Se quitaron positivamente los monopolios fiscales. No se distribuyó la carga de las cotizaciones a la seguridad social. 

b) Impuesto sobre los bienes inmuebles: IBI.

Siguiendo con el impuesto ordinario sobre el patrimonio de tributación injusta. Esta tributación de todos los ejercicios u ordinaria es injusta, porque los propietarios de los bienes urbanos o rústicos, no actúan igualmente responsables, como hipoteca social. Así, la confederación hidrográfica del Tajo y la fundación de la casa de Alba, propietarios famosos de España. El patrimonio ordinario se mantuvo con los nombres de IBI, impuesto sobre bienes inmuebles, anteriormente contribuciones.  

El impuesto extraordinario sobre el patrimonio era el control para la declaración novedosa de la renta directa. La reforma acabó con los impuestos sobre el producto de renta. Incluía las plusvalías del patrimonio. El impuesto sobre sucesiones de patrimonio y capital, se mantuvo. Hubo una contradicción en el impuesto sobre el patrimonio extraordinario, para ese momento. Posteriormente, llamado patrimonio neto, que supero la recaudación del impuesto sobre sucesiones en 1981; de 23,5 frente 15,5 miles de millones de pesetas: un incremento porcentual del 51,51% (según datos de Funcas). 

c) IVA

El impuesto sobre el valor añadido en el comercio, IVA en adelante, fue establecido principalmente con el fin recaudatorio y de ser transparente al proceso productivo. Sustituyó al ITE, sobre el tráfico mercantil, que encubría subvenciones a la producción. A partir de 1983, el IVA fue necesario para la incorporación de España a la Unión Europea. 

5. De la Justicia distributiva a la realidad. 

La democracia de 1978 tenía unido al eslogan: «Hacienda somos todos«. La campaña tuvo impacto en los ciudadanos. El anuncio decía: “Ahora, Hacienda somos todos. No nos engañemos. Haga su declaración hasta el 30 de junio (1977). Consulte en sus delegaciones de hacienda. Ministerio de Hacienda”. Ese mensaje lo facturó ‘Stanley Bendelac’ según A.López en web.

La idea era antigua, desarrollada por Bravo Murillo. Se enmarca en la justicia distributiva o la solidaridad, de la persona con sus sociedades, y no en la fama del momento, ni del fraude buscado por los inspectores de hacienda con sus primas remunerativas.

Por otro lado, no hay que confundir ese “todos” con “la hacienda soy yo” de un individuo con cargo público en un determinado momento. Ni con “yo soy tú”, desde el espejo de todo estado, absorbente de competencias de todo tipo. Las cifras del presupuesto del estado son extensas de leer, por mucho gráfico de tartas a colores, amarillo o azul, de los tomos presupuestarios generales. Aquí aportamos una aproximación de los presupuestos de 2023.

  •  La campaña de «Hacienda somos todos«. 

Una reforma fiscal o política requiere de cambios ambiciosos, que perduren en el tiempo, si se quiere pasar a la historia por su momento de ápice social han de ser además justos. El sistema tributario debe ser aceptado por la mayoría, aunque siempre hay intelectuales que no quieren ser coartados en su libertad personal, como María Blanco.

En el aspecto fiscal, supone reparto de cargas públicas inminentes y obligatorias. Para conseguir ampliar la base de contribuyentes, antes llamados sujetos pasivos: Hubo una regularización voluntaria de ciudadanos, y el levantamiento del secreto bancario. Las declaraciones aumentaron. Cambió la relación fisco-contribuyente. 

6. Preguntas para hoy. 

Inicialmente la reforma fiscal de 1977, sin llegar a ser confiscatoria, se le acercaba. El tipo impositivo máximo fue 65,51%. El tipo marginal del IRPF En el 2021, era el 49%, cuando era del 39% para la media europea. El quinto real del siglo de oro español fue el 20%. También alto, desde el lado de los indicadores de carga fiscal y presión fiscal comparativa respecto al PIB (era el 37% en 2020, 40% para la media europea).

El producto interior bruto: PIB, es una macromagnitud comparativa del crecimiento anual de la renta agregada de un estado soberano. Por otro lado, si la carga fiscal, en la edad media, era del 10% para la renta pagada como tributos, en la actualidad supera el 43% de los salarios para España en 2015, con 26 mil euros de salario bruto /anual: sin impuestos.

a) La presión contributiva y la familia.

Cada vez las familias españolas tienen menos hijos y los tienen más tarde, deberíamos analizar todas las causas, la decisión es personalísima, aunque la presión del entorno -social y económico- influye considerablemente, centrándonos en la parte económica y la sociedad podemos aportar algunos factores de los que conviene hablar serenamente y expresarse, como la elevada carga fiscal y estudiar cómo mitigarla, las finanzas españolas ya sufrieron grandes crisis en el siglo pasado y encontraron la forma de revertirlo..

La Iglesia ha estado siempre orientando a la creación de las familias, con sus obras y dando ejemplo de austeridad, ha contribuido con sus principios a la unión familiar, el trabajo y la contribución de riqueza con el esfuerzo, desplazar a la Iglesia de esta función social, para ser remplazada por otros modelos de familia, tendrá una repercusión directa en la forma de relacionarse de las siguientes generaciones, la familia es la base para la continuidad de la sociedad y hemos de calibrar todos los factores para su sostenibilidad.

b) Economía y presión demográfica.

Hemos de hacer autocrítica, no es sostenible a medio plazo y hemos de analizar todas las causas para buscar el equilibrio, en una sociedad con una de las tasas de natalidad más bajas del mundo, hemos de poder contribuir con respeto a restablecer el equilibrio demográfico sostenible en el planeta, sin necesidad de avanzar hacia una situación extrema.

Podemos anotar la enorme presión contributiva, como una causa indirecta, aunque no la única, un estado laico que no favorece a la familia, al mismo tiempo que incentiva la enorme presión demográfica llegada del exterior, causa que merece una mención aparte, pero que está sumando aún más carga contributiva, factores nunca vistos juntos que ahora juegan en nuestra contra.

Luego debemos cuestionar qué estamos haciendo y como mitigar dicha carga por parte del Estado, debería ser una prioridad en este momento pensando en las futuras generaciones que han de venir.

Escrito el 29-oct-2022, sábado por el autor Juan Carlos García García

Publicado el 25-jul-2023, lunes por SEO Sandra Fernández González

Bibliografía_05 

Enrique Fuentes Quintana, desde 1963 apuntes de “Hacienda Pública Española”, 1989. 

https://es.wikipedia.org/wiki/Reforma_fiscal_espa%C3%B1ola_de_1977 

https://www.funcas.es/wp-content/uploads/Migracion/Articulos/FUNCAS_PEE/006art10.pdf 

https://www.bankinter.com/blog/finanzas-personales/carga-fiscal-impuestos-ingresos-espana 

https://www.rtve.es/noticias/20220924/presion-fiscal-espana-ue/2403461.shtml 

Varios. “Catecismo de la Iglesia Católica” (CIC). Catecismo youCat, temático. Versión digital. 

¡Ayúdanos a llegar a más gente!

Comparte esta petición con tus contactos

Ayúdanos a llegar a más gente

Comparte con tu familia, amigos y conocidos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad