[emailpetition id=»191″]
Cuando no podemos despedir a nuestros difuntos, cuando perdemos nuestro trabajo, nos alejan de nuestra familia y peligra nuestra salud, es decir, cuando más necesitamos a Dios: nuevas restricciones a la libertad de culto. Esta vez en Castilla y León.
El Gobierno de la Comunidad Autónoma de Castilla León acordó el pasado sábado, 16 de enero, medidas que suponen un nuevo ataque a los derechos fundamentales de los ciudadanos, al restringir a un tercio el aforo en los lugares de culto, estableciendo un máximo de 25 personas.
Firma aquí para que se respete el derecho fundamental a la libertad religiosa.
En el resto de establecimientos, locales comerciales y servicios abiertos al público no podrán superar el 50% del aforo permitido, sin limitación máxima siempre que no se supere dicho porcentaje.
Esto supone un ataque al ejercicio de la libertad de culto y más al tener en cuenta que, por ejemplo, la Catedral Nueva de Salamanca tiene un aforo de 1.400 personas.
La pandemia no puede servir de amparo y justificación para perpetrar ataques contra la libertad religiosa y mucho menos para justificar la discriminación.
Firma ahora aquí.
Tu firma llegará al Gobierno de Castilla y León. Pedimos el respeto que merece el derecho FUNDAMENTAL de libertad de culto durante la pandemia.
No es solo un problema de los castellano-leoneses, es un problema de todos. Porque ya sabemos que las medidas en cada comunidad autónoma las cambian según les apetezca.
Firma y comparte.

¡Ayúdanos a llegar a más gente!

Comparte esta petición con tus contactos

Ayúdanos a llegar a más gente

Comparte con tu familia, amigos y conocidos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad