¡Gracias, gracias y  mil veces gracias!

Fue una gran fortuna compartir todo un día de trabajo y amistad a lo largo de la Jornada de Voluntarios del pasado 6 de abril.

Este encuentro representó la esencia de todo lo que es Enraizados.

Compartir el trabajo y los resultados con todos aquellos que dan sentido a tanto esfuerzo por defender lo que es muy nuestro: España y nuestra Fe Católica.

Una y la otra son las dos caras de este proyecto que llamamos ‘Enraizados’, porque ser católico y ser español es lo mismo. ¡Y que no nos lo cambien!

Pero volvamos al principio.

Gracias a Marta, Paloma y Marta, que desde la Oficina han logrado lo impensable.

Gracias a los asistentes presenciales, cuyas intervenciones han sido la esencia de la Jornada.

Gracias a los asistentes por videoconferencia, la magia de la tecnología nos une estemos donde estemos.

Gracias a los que, sin haber asistido, lean y vean los resúmenes que les iremos entregando o este sencillo artículo.

Y por supuesto, muchas gracias a los ponentes que participaron y nos supieron desgranar con precisión y facilidad los proyectos presentes y futuros de ‘enraizados’.

Como en todos estos eventos, siempre hay un momento clave que marca la jornada.

Ese momento, sin duda, fue la ponencia de Mons. Juan Antonio Reig-Pla, que con máxima claridad hizo una exposición que nos marca el camino a todos los laicos.

Puso nombre al mal que se extiende por este siglo XXI sobre la Humanidad: ‘Tecno Neocapitalismo Nihilista’

En pocos minutos recogió la esencia del peligro que nos rodea: 

  • Personalismo
  • Poder del dinero sobre los valores humanos
  • La tecnología que arrincona a los seres humanos
  • Y que se disfraza de algo ‘nuevo’, pero que es el mal de siempre: el materialismo sobre el alma.

Para ello nos guió con las palabras de uno de los grandes Líderes del Catolicismo de los últimos años, los documentos que San Juan Pablo II ha dejado como testimonios para todos nosotros.

Marcando el camino a todos los laicos, como piedra clave para la Iglesia de este siglo XXI.

  • Los laicos no podemos sentirnos apartados de la Iglesia.
  • La Iglesia no debe dejar fuera a los laicos.

Igual que construimos la igualdad entre España y Fe Católica, debemos mantener la igualdad entre Laico e Iglesia.

Frente a algunas corrientes de aislamiento del cristiano de la sociedad como la ‘Opción Benedictina’, Monseñor nos desarrolló la opción contraria.

Los laicos debemos envolvernos en las palabras de los Santos Padres, y muy especialmente, en la doctrina que desde León XIII han ido creando el cuerpo de la Doctrina Social de la Iglesia, desembocando en los Principios No Negociables de Benedicto XVI.

Y con dicha coraza hacer públicamente frente a los cambios sociales, culturales, económicos, familiares, sexuales, de género y educativos con los que se nos reta a diario.

Retos con los que se trata de destruir a la sociedad en su conjunto, destruyendo los cimientos en los que se basa nuestra sociedad occidental-cristiana.

Debemos fortalecer el triángulo: Individuo, Familia, Sociedad

Se trata de eliminar al INDIVIDUO, convirtiéndonos en una masa sin forma y sin personalidad.

Se trata de eliminar a la FAMILIA, porque en ella se desarrolla la personalidad de todos nosotros, se nos alimenta con nuestros valores, creando el respeto a la vida de nuestros hijos y mayores.

Se trata de transformar a la SOCIEDAD, porque no conviene a los grandes poderes, que buscan separarnos el alma de la persona, sustituyéndola por una máquina que a forma de colmena nos conduzca por medio de un pensamiento colectivo teledirigido desde los grandes foros y grupos supranacionales.

Apartando aspectos claves de la doctrina católica, como la SUBSIDIARIEDAD, que tanto molesta a los poderes políticos, sociales y económicos.

Con sus palabras, Monseñor Reig Pla, nos marcó el camino y nos animó a recorrerlo. Palabras de claridad infinita. Palabras que marcan objetivos a todos los laicos:  PARTICIPACIÓN, ASOCIACIÓN, LIDERAZGO CRISTIANO.

Como punto final, solo podemos decir que esta experiencia ha sido inigualable, pero a su vez nos anima a buscar maneras de repetirla y superarla en fechas futuras.

La cultura y la fe de España no termina en sus costas, se extiende por múltiples continentes creando la Comunidad Hispana … ¡Este es un bonito reto para eventos venideros!

¡Nos vemos en la próxima!

¡Ayúdanos a llegar a más gente!

Comparte esta petición con tus contactos

Ayúdanos a llegar a más gente

Comparte con tu familia, amigos y conocidos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad